smartdegrees

/smartdegrees

About smartdegrees

This author has not yet filled in any details.
So far smartdegrees has created 66 blog entries.

Las empresas deben enfocarse en casos de uso para crear valor desde blockchain

(Extracto de artículo publicado por Ross Strachan, Associate, Adara Ventures, en Medium)

A continuación se destacan los puntos clave de aprendizaje surgidos en el panel realizado por Adara Ventures, en octubre, sobre blockchain para comprender los posibles casos de uso que esta tecnología emergente puede brindar a las empresas como parte de su estrategia de ciberseguridad, participaron Alex Puig, CEO de Alastria Blockchain Ecosystem, Adam Draper, fundador y director general de BoostVC y Olga Blanco Poves, líder de Blockchain en IBM. Leonard Boord, de Tokenizo, fue moderador del panel, y dirigió la discusión hacia cómo las empresas se comprometen con las nuevas empresas para crear soluciones empresariales de cadena de bloques, las áreas potenciales donde dichas soluciones pueden agregar valor una empresa y la continua necesidad de educación a nivel empresarial sobre el poder de blockchain para mejorar productos y servicios.

Las aplicaciones empresariales de blockchain son inevitables y vendrán de todas partes

Adam Draper, fundador y director gerente de BoostVC, señaló que el talento y los flujos de capital son un factor predictivo para que las aplicaciones empresariales exitosas de blockchain sean inminentes, señalando que “los inversores invierten en las áreas donde se encuentran las personas más inteligentes … y si no estás usando la última tecnología para resolver los problemas más difíciles, no lo estás haciendo bien ”. El panel acordó que no solo los centros de innovación existentes abarcaban blockchain, sino que el fenómeno es global. Esta es una marcada diferencia con respecto a las olas de innovación anteriores, como la ola de información o la ola de comunicación, donde el conocimiento y el desarrollo de productos se acumularon en América del Norte. En contraste, el talento, el capital y el conocimiento están descentralizados, al igual que la tecnología que promueven; los empresarios se enfrentan a los mismos problemas complejos con las mismas herramientas, independientemente de dónde se encuentren.

Las empresas ahora están adoptando blockchain

Alex Puig, CEO de Alastria Blockchain Ecosystem, destacó que las actitudes de las empresas están pasando del miedo y la confusión a la aceptación y promoción de blockchain como una forma de asegurar activos, datos y, en particular, transacciones. También señaló que si bien todavía existe reticencia a colocar las bases de datos privadas centralizadas propiedad de la empresa en blockchain públicas descentralizadas, las empresas están invirtiendo cada vez más en soluciones híbridas y están adoptando cada vez más los conceptos de código abierto y colaboración en sus ciclos de desarrollo. Alex señaló que la descentralización impide intrínsecamente la ciberdelincuencia a medida que cambia la propiedad de los datos, lo que hace que los megahacks que generan millones de credenciales de una sola vez, sean cosa del pasado. Como el 80% de los ataques cibernéticos comienzan con el robo de identidad o credenciales, aquí hay un atractivo obvio para las empresas.

Las empresas deben centrarse en los casos de uso para crear valor a partir de blockchain

Como Blockchain Lead en IBM, Olga Blanco Poves, habló en nombre de las empresas que evalúan los nuevos proyectos basados ​​en blockchain. “El futuro de blockchain no está en crear criptomoneda, sino en crear soluciones que puedan mejorar los procesos internos del negocio o crear nuevos negocios o nuevos mercados”. Olga señaló que blockchain debería usarse para crear soluciones reales, si es para convertirse en una tecnología de punta a nivel empresarial. El panel hizo eco de esta declaración e instó a la comunidad a confiar en la tecnología, a experimentar y resolver problemas complejos en lugar de perderse en las exageraciones de las criptomonedas.

Si bien está claro que todavía estamos en los primeros días de la adopción de blockchain a nivel de empresa, parece que las actitudes están cambiando hacia el reconocimiento de la tecnología como fundamental para la creación de valor. Esto abre cada vez más oportunidades para la colaboración entre la empresa y la comunidad de inicio, a nivel global. Esperamos que la discusión anterior anime a más emprendedores a involucrarse con empresas en una etapa anterior, y que se centren en los casos de uso y no solo en las exageraciones, que rodean a blockchain.

El nuevo sitio de carreras profesionales de Facebook tiene como objetivo ayudar a los solicitantes de empleo a perfeccionar sus habilidades.

(Artículo publicado por Mallory Locklear con el mismo título en EnGadget)

Facebook ha actualizado algunas de sus herramientas de carrera profesional y ha lanzado un nuevo sitio web para ayudar a sus usuarios a encontrar nuevas oportunidades de empleo. Ahora, junto con publicar trabajos en su Pages, las empresas también pueden publicarlos en Groups y Facebook dice que su herramienta Mentorship ahora hará que sea más fácil para las personas elegir un mentor en función de objetivos e intereses relevantes. Las personas podrán compartir información sobre lo que están buscando o lo que pueden ofrecer como compañeros mentores, y los miembros de su Grupo pueden consultar una lista de esa información para encontrar un partner. La herramienta también proporcionará indicaciones semanales para mantener el avance en las conversaciones de los pares de mentoría.

En cuanto a las nuevas herramientas, Facebook está lanzando Learn with Facebook, que brindará cursos dirigidos a ayudar a los usuarios a desarrollar las habilidades necesarias para la fuerza laboral digital. La compañía dice que el sitio ofrecerá estudios de casos, consejos de expertos y recursos de expertos, así como también lecciones sobre temas como entrevistas y creación de currículum. “Para ayudar a que las lecciones de Learn With Facebook sean lo más accesibles posible, nos estamos asociando con Goodwill Community Foundation para ofrecer esta capacitación en todo Estados Unidos”, según Facebook. “Trabajaremos estrechamente con ellos para desarrollar recursos de capacitación para personas de todos los orígenes y niveles educativos”.

Facebook no es la única empresa que invade el territorio de LinkedIn. Google lanzó su propio sitio de trabajo en los Estados Unidos el año pasado, que se expandió al Reino Unido en julio.

Learn with Facebook ya está disponible y puedes verlo aquí.

Bitcoin’s inherent economics could keep it from ever being very important

(Article published by Mike Orcutt with same title in MIT Technology Review)

If you believe Bitcoin has the potential to replace traditional global financial systems, a new economic analysis is here to rain on your parade. The discussion of digital money thus far has been dominated by libertarians and computer geeks, but the massive popularity of crypto-tokens has gotten the attention of academics such as the University of Chicago’s Eric Budish. In a new paper, Budish examines Bitcoin’s incentive system and concludes that there are “intrinsic economic limits to how economically important it can become.”

Some “Bitcoin maximalists” — those who hope the digital currency will squeeze out all competitors — say that it’s a lot like gold — it works as a store of value, even if it’s not very efficient as a true currency. But if Bitcoin got anywhere close to gold’s value, Burdish argues, people would attack its network for profit.

Before we dive into the argument, a little context: Bitcoin’s market capitalization over the last year or so has oscillated between $100 billion and $200 billion. Gold stock is worth about $7.5 trilllion. So, yeah, in those terms, Bitcoin is nowhere close to being “economically important.”

And according to Budish, it never will be. That’s because, if it ever gets too large, the genius of Bitcoin’s design would be its undoing.

Bitcoin’s security arises from a competition between members of the blockchain network called “miners.” Each miner is in pursuit of chances to add new transactions to the blockchain and earn bitcoins in return. Miners use large amounts of computing power in a race to solve a complicated math problem. An attacker couldn’t defeat this system unless it coordinated enough computing power to overwhelm the network and manipulate the record of transactions in such a way that it could spend the same bitcoins repeatedly. A strike of that sort, called a “majority attack,” is Bitcoin’s biggest threat, but for now, mining coins is more profitable than trying to overthrow the network, so the network stays safe. (See “How secure is a blockchain really?”)

However, writes Budish, this protection is very expensive (the Bitcoin network uses about as much power as Ireland to run). And although Bitcoin’s value could theoretically increase almost without end, the blockchain’s security can increase only linearly, as more mining power is added to the network. That’s unlike other forms of security, such as the cryptography used in the traditional financial system, which, like adding a lock to a door, adds protection for a relatively low cost.

The cost of running the Bitcoin blockchain today is on the order of $100,000 per 10 minutes, whereas the cost of attacking the system is in the neighborhood of $1.5 billion to $2 billion, according to Budish’s calculations. A big reason an attack is so expensive is that Bitcoin mining is currently dominated by chips that are purpose-built for mining and can’t be redeployed to perform other tasks. An attack could also drastically lower the value of Bitcoin — and in turn, the attacker’s own holdings — but that wouldn’t deter someone who was simply looking to sabotage or destroy Bitcoin.

Although Budish’s paper has gotten a fair amount of praise from other economists, some cryptocurrency enthusiasts have been dismissive. Ari Paul, cofounder of BlockTower Capital, says it “may be true” that Bitcoin’s viability is limited because deterring sabotage might become too expensive, but that conclusion has long been a topic of debate in popular online forums. The paper “adds no new data or logic to the debate,” he says.

Joshua Gans, an economist at the University of Toronto, argues that those online discussions lacked scientific rigor. Economists are just beginning to discuss the issues, he says, and the research community will benefit from Budish’s “rigorous work of putting this all together.” Gans adds, “It is that kind of approach that leads to better science.”

VISA & MasterCard ban on Crypto

(Article published by Alex Kleydints with same title in Medium)

Following the example set by Facebook, VISA and MasterCard, are putting a ban on everything Crypto by categorising Crypto transactions as high-risk.

Unlinking VISA and MasterCard from Crypto

The high-risk categorisation essentially means that merchants and brokers, which are somehow connected to Crypto, may see their merchant accounts frozen or terminated.

This will make it extremely hard, if not impossible, for Crypto-exchanges and Crypto companies to transact from and to VISA and MasterCard cards.

Why is this happening?

Although Crypto will over time make banks and card issuers completely obsolete, this is not the reason why the card issuers are implementing the ban. Most likely it’s the lack of KYC and AML compliance, which today is a legitimate issue. Every player in the current financial model needs to be KYC and AML compliant. (KYC stands for Know Your Customer. Every business, and especially a financial institution, is required by law, to know the identity of each customer. AML stands for Anti Money Laundering. For larger amounts the client needs to be able explain the source of the funds).

We are starting to witness a clash between the centralised financial system, which is bound by KYC and AML regulations, and the decentralised regulation-free and anonymous Crypto community.

In the centralised financial system banks perform the KYC & AML compliance checks

Card issuers always relied on banks to perform the needed KYC and AML compliance checks. That’s why, in most cases, you got your credit and debit cards via banks. Banks always check your identity and continuously monitor your transactions, to check for suspicious activity for AML compliance.

Banks are the gatekeepers to the centralised financial system. They perform all the needed KYC and AML compliance checks. That’s why when you pay with a VISA or MasterCard, you don’t have to go through KYC or AML checks every time. The Merchant can trust the bank to check the KYC and AML compliance of your funds.

Crypto, by design, is not KYC and AML compliant

Anyone can create a wallet and can put any amount of Crypto in that wallet. No one checks the identity of the person who created the wallet or the source of the funds in that wallet.

In Crypto there are no gatekeepers, which check the identity of people or the source of funds. That’s why Crypto is incompatible with the KYC and AML regulated financial system.

Conclusion

By it’s design, Crypto is incompatible with the strictly KYC & AML regulated financial system.

Atom Bank to develop mortgage blockchain under ‘FinTrust’ project

 

(Article published with same title in Finextra)

Atom Bank and Newcastle University have set aside three years to conduct research on trust in financial services and how companies can design better digital banking services.

The UK’s first bank built exclusively for smartphones and tablets is embarking on a million-pound project with computer science, psychology and banking experts to understand why customers distrust technology.

Dubbed ‘FinTrust’, the initiative is also attempting to find parallels between behavioural sciences and digital design to bring Open Banking into focus and answer questions under an analytical framework.

The FinTrust project is funded by a £1.2m grant from the Engineering and Physical Sciences Research Council as part of an £11 million campaign to support research in areas that present challenges in accessing and using personal data.

Atom bank’s blockchain and crypto-statistics project is one of two Knowledge Transfer Projects that Atom is engaged in, funded by Innovate UK and managed by the Knowledge Transfer Network.

Edward Twiddy, chief innovation officer at Atom Bank, says: “Atom will use the outputs from the research to inform and improve the design of future innovative products and services. One of the first applications of the research will be in the development of our blockchain to build better mortgages, a major innovation project drawing on blockchain expertise from Newcastle University’s Computer Science department and crypto-statisticians at the Durham University’s Department of Mathematical Sciences.”

Blockchain is coming for the charitable-industrial complex

(Article published by Julie Verhage with same title in Bloomberg)

In recent years, a number of startups have tried to latch onto a social good angle. Robo advisors have added socially responsible investing options, insurance startup Lemonade will donate money not paid out in claims to charity, and Uber has a community impact initiative. And now, CryptoKitties are being auctioned off for charity.

You read that right. The CryptoKitties game, sometimes referred to as the digital version of collecting Beanie Babies, is holding a charitable auction for a computerized cat. The game took off in 2017 along with the surging interest in crypto assets, and the team raised a slew of funding from investors like Andreessen Horowitz and Union Square Ventures as users rushed to collect the “collectible cats.” The company uses Ethereum blockchain technology to create digital cats that users then buy, sometimes for more than $100,000, and then use them to breed and create more cats. The new cat being auctioned, named Honu, will raise funds for charities related to oceans and wildlife.

“I am excited by the potential of cryptocurrencies and cryptogoods to change, and hopefully improve, the way we raise funds for charity,” Fred Wilson, partner at Union Square Ventures and early crypto investor, wrote in a blog post.

Honu is hardly the industry’s first charitable gesture. Late last month, Coinbase Inc. CEO Brian Armstrong launched GiveCrypto.org, a platform to raise funds in cryptocurrency and then distribute them to people in need around the world. Consumers have thus far been willing to make donations through crypto assets. It’s helped that, as the value of many currencies rose dramatically near the end of 2017, they could use the donations as a tax deduction. The charitable giving arm of Fidelity has been accepting bitcoin on its platform since 2015, and last year alone it received $69 million in cryptocurrency donations, up from just $7 million the year before. At the same time, an anonymous individual created a website called Pineapple Fund and donated more than $55 million worth of Bitcoin to 60 charities.

Beyond simple donations, several other projects hope to increase charity accountability with blockchain technology. And some efforts don’t even require a monetary contribution. For example, UNICEF allows you donate to its Australian branch by giving away part of your computing power to let it mine cryptocurrency.

Is this a preview of the future of charitable giving? The idea is being taken seriously. “Blockchain will be one of the most important revolutions of international relief efforts, without any question,” said Larry Lieberman, the chief operating officer of Charity Navigator, an independent charity watchdog. “The efforts will be completely updated because of the blockchain technology.”

But while a digital ledger might make sense for some non-profits, the industry still has some kinks to work out — particularly when it comes to giving what’s essentially a speculative asset to organizations tasked with poor relief. Even if many of them just turn around and sell the coins for cash to fund their programs, it adds an extra layer of difficulty for charities. To say nothing of the volatility: What if someone picks up a pricey CryptoKitty at a charity auction, but the dollar value of the ether currency they bought it with falls by 20 percent by the time the auction closes?

“The biggest head scratcher is that organizations may not know what to do with it,” Lieberman said. “Right now they are handling it in the same way they handle stock donations, selling them just like they sell stocks through a third party.” This also means incurring transaction costs, though Lieberman says that places like Coinbase and BitPay typically discount the commissions for non-profits.

For some charities, this feels like a moment to own a stake of a burgeoning digital economy, populated with highly priced cartoon creatures, and a turning point in how charitable dollars are tracked. Others, surely, would prefer to stick with cold hard cash.

Ministerio de Educación de Malasia utilizará blockchain para verificar títulos universitarios

(Extracto de artículo publicado por Ernesto Cova con el mismo título en CoinCrispy)

La solución fue generada por un aumento en los casos de títulos fraudulentos y la facilidad con la que pueden obtenerse a través de internet. Citando un reporte de BBC Radio que describía esta situación, el ministro comentó que “los compradores están preparados para gastar hasta más de medio millón de libras en documentos falsos,” añadiendo que “este escenario no es algo nuevo en Malasia.”

Asimismo, el ministro comentó que la idea de un sistema basado en blockchain había sido concebida en enero por un consejo de decanos, y el mismo espera aumentar la eficiencia en la verificación de procedencia de certificados.

Además, las universidades de Malasia actualmente están recibiendo “miles de solicitudes globales” para verificar sus títulos, un proceso realizado mayormente por teléfono y correo electrónico, lo que “contribuye a su ineficiencia.”

Desarrollado por un equipo del International Islamic University (IIUM), el ministro comentó que este sistema almacena la información de los certificados en la blockchain de NEM y provee una verificación online “en pocos segundos” cuando se escanea el código QR impreso en los certificados.

Para la primera fase de este proyecto, estudiantes de posgrado del IIUM próximos  a graduarse verán sus certificados cargados al sistema. Además, estarían impulsando a otras universidades a unirse a este consorcio.

Visa utilizará la blockchain de Hyperledger para pagos transfronterizos

 (Extracto de artículo publicado por Glenda González con el mismo título en Criptonoticias)

A fin de agilizar las transacciones financieras, Visa lanzará una nueva plataforma de pago basada en la red blockchain de IBM, Hyperledger Fabric, que operará conjuntamente con la empresa de servicios financieros Bottomline Technologies. Con esta asociación el nuevo servicio de identificación digital B2B Connect de Visa, que será lanzado en el primer trimestre de 2019, podrá operar en la red open source de IBM.

La plataforma integrará un marco de Hyperledger Fabric, desarrollado por la Fundación Linux e IBM. Así, a partir de las propiedades de la tecnología de contabilidad distribuida(DLT), la red está siendo diseñada para brindar a las instituciones financieras una manera rápida y segura de procesar pagos transfronterizos.

Mediante el uso de la tecnología blockchain, esta plataforma ofrecerá a los usuarios una nueva función de identidad digital, mostrando la información comercial confidencial de una organización, como datos bancarios y números de cuenta, a través de un identificador único encriptado. Con ello se facilitarán las transacciones, además de reducir las posibilidades de fraude, presentes en los sistemas de pagos electrónicos actuales.

El objetivo es disminuir el tiempo empleado en las transacciones corporativas transfronterizas, enviándolas a través de este servicio al banco beneficiario. Así mismo, el nuevo servicio facilitará los pagos a las instituciones financieras para una variedad de sectores verticales de la industria, incluyendo la cadena de suministro y la banca, entre otros, tal como lo explica Kevin Phalen, director global de Visa Business Solutions. Para Jason Kelley, gerente general de IBM Blockchain Services, el uso de la tecnología de código abierto traerá mayores beneficios al sector financiero, “la tecnología IBM Blockchain Platform and Hyperledger está entregando valor comercial real hoy en día y B2B Connect es uno de los ejemplos más poderosos hasta la fecha de cómo blockchain está transformando los pagos”.

De esta forma, las empresas involucradas se preparan para el lanzamiento del próximo año, a fin de otorgar mayor funcionalidad a la nueva plataforma B2B Connect. La firma Bottomline Technologies también integrará sus servicios de tecnología financiera a nivel mundial, a fin de ayudar a hacer pagos rápidos en diferentes negocios. Esta compañía, que provee de servicios financieros a unas 1.200 instituciones financieras a nivel mundial, aportará  un acceso fácil a la plataforma B2B Connect, sin requerir complejas actualizaciones de tecnología, según afirmó su presidente y CEO, Rob Eberle.

B2B Connect  fue presentada por primera vez en 2017, y cuenta también con apoyo del Banco de Comercio de Estados Unidos, el Banco Shinhan de Corea del Sur, el Banco de la Unión de Filipinas y el Banco de los Estados Unidos en Singapur. Estos primeros socios ya procesan pagos piloto, antes del lanzamiento comercial el año entrante.

Hyperledger Fabric es una de las redes más utilizadas en diferentes industrias, además de la financiera, ofreciendo soluciones pagos y certificaciones en varias cadenas de suministro. A través de esta red en julio pasado fue lanzada una nueva plataforma para el comercio bancario internacional, que lleva por nombre we.trade, conformada como una empresa conjunta propiedad de nueve bancos europeos.

Certificaciones digitales registradas en blockchain, la nueva tendencia en educación

(Artículo publicado por Glenda González con el mismo título en Criptonoticias)

Aunque la tecnología de criptoactivos ha visto su mayor nivel de aceptación en sectores como el de las finanzas y la economía, con el paso del tiempo está irrumpiendo cada vez más en diversas áreas de la vida cotidiana. El sector educativo no es una excepción y también se ha visto impulsado por cambios promovidos a partir del uso de estas herramientas.

A pesar de que los avances en esta tecnología no son tan acelerados, debido a su poco tiempo de haberse creado, muchas startups han optado por incursionar en el campo educativo utilizándola, generando innovaciones en algunos de los procesos que se venían manejando de forma tradicional.

Al respecto se manifiestan Don y Alex Tapscott en un artículo publicado en el libro Blockchain en la Educación (2018), donde señalan que las oportunidades para los innovadores en educación superior se agrupan en cuatro categorías, relacionadas con el desarrollo de una nueva forma de pedagogía, con los mecanismos de financiamiento de la educación (pago de matrículas, créditos u otros), el diseño de nuevos modelos educativos y la protección de la  la identidad, los registros y credenciales de los estudiantes.

Sobre estos aspectos, el Joint Research Centre (JRC) del servicio de Ciencia y Conocimiento de la Comisión Europea realizó un estudio durante el año pasado, en el cual examina las posibles contribuciones de la tecnología de criptoactivos en el ámbito de la emisión de certificados digitales, así como en la protección de la propiedad intelectual de las investigaciones universitarias.

Aunque el análisis del JRC considera que la relación de blockchain con la educación se encuentra en una fase embrionaria, menciona las ventajas de algunas de las implementaciones tecnológicas que están en avance actualmente en instituciones educativas, entre las cuales destaca  la validación de cursos y la entrega de certificados digitales. Se trata de procesos que se ha sido renovados, a partir de la inmutabilidad de los registros en la cadena de bloques y su capacidad para garantizar la validez de documentos, incluso si una institución deja de funcionar o un sistema educativo sufre un colapso debido a situaciones de guerra o catástrofes.

La certificación digital en avance

Las informaciones publicadas en los medios sobre el uso de la tecnología de criptoactivos dan cuenta de su aplicación en el ámbito educativo, destacando principalmente su uso en la entrega de certificados y diplomas.

Aunque las pioneras en este modalidad son la Universidad de Nicosia, en Chipre, y Holberton School, en Estados Unidos, la emisión de certificados digitales está entrando en tendencia, siendo seguida por muchas universidades a nivel internacional.

En junio pasado el Instituto Tecnológico de Monterrey, en México, anunció la certificación digital en la red blockchain de IBM de los diplomas que entrega a través de la Vicerrectoría de Educación Continua. Mientras, el Consejo de Exámenes y Certificaciones del Caribe planea hacer una prueba piloto mediante la cual emitirá títulos y certificados digitales empleando las blockchains de Bitcoin y Ethereum.

Varias universidades españolas también siguen la tendencia, dada la decisión de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), y el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), de comenzar a entregar sus títulos validados en la cadena de bloques de Ethereum.

Otras casas de estudio que certifican sus títulos en blockchain son las universidades de Cambridge, la de Manchester y la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, en Reino Unido; el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Texas, la Universidad de California y el Central New Mexico Community College, de Nuevo México, en Estados Unidos; y la Universidad de Melbourne, en Australia. Hasta el Ministerio de Educación y Empleo de Malta lanzó en 2017 un programa piloto de nación-estado para la emisión de credenciales de blockchain.

Blockchain como notario público

El estudio de la Comisión Europea resalta el hecho de que los sistemas de certificación digital preexistentes, usados por muchos centros académicos, tal como Badgr y Open Badges de Mozilla (plataforma gratuita y de código abierto para la emisión de insignias digitales), están siendo sustituidos o complementados por las certificaciones verificadas en protocolos de criptoactivos.

En ese sentido, la investigación destaca las ventajas de la tecnología de criptoactivos sobre los sistemas tradicionales, como los certificados físicos en papel y los certificados digitales “regulares”.

Respecto a los primeros (papel) se menciona que su trámite puede resultar costoso a fin de hacerlos más seguros y evitar su falsificación, requiriendo más recursos humanos para su elaboración, junto al hecho de pueden extraviarse o dañarse. Mientras que los segundos (digitales) son más susceptibles a la falsificación, pérdida y fuga de datos, además de requerir firmas digitales para su validación. En este punto la tecnología de contabilidad distribuida surge como un elemento novedoso, que proporciona una infraestructura más segura para la certificación digital.

De esta forma, el usuario puede almacenar su propia información de identificación personal y su certificado en un dispositivo personal, como un teléfono móvil inteligente, y lo puede compartir con terceros cuando sea necesario. El emisor del certificado valida la información allí contenida, la cual puede ser confirmada en el sistema inmutable de la red, que funciona como una especie de notario digital.

En este sentido, el Joint Research Centre de la Comisión Europea establece en el estudio anteriormente citado: “Cuando la blockchain es aplicada a la emisión de certificados, existe una oportunidad no solo para verificar credenciales sin utilizar intermediarios, sino para enriquecer y añadir valor al ecosistema de certificación digital existente, tales com BADGR y Mozilla Open Badge que son utilizadas en algunas prestigiosas instituciones académicas. El objeto de notariar los certificados en una blockchain existe en tanto transformar un certificado digital que un estudiante recibe de forma privada en una pieza de información automáticamente verificable, que puede ser consultada por terceras partes a través de un sistema de pruebas inmutables, en una blockchain pública.” (Joint Research Centre, Servicio de Ciencia y Conocimiento de la Comisión Europea)

En general, el sistema funciona proporcionando al estudiante que completa algún programa educativo, el acceso a un portal donde se halla registrada en blockchain la certificación de la que se hizo acreedor. Allí se le provee de un enlace que puede compartir en redes sociales, como Facebook y LinkedIn.

Las empresas o terceros interesados en verificar la información pueden acceder, desde cualquier lugar, a ese enlace para confirmar que es cierta, tomando en cuenta que el certificado emitido incluye una identificación única, la fecha y hora de emisión del título, y el bloque de registro.

Sistemas de certificación

Para el desarrollo de los sistemas de certificación, los desarrolladores han trabajado tanto la red de Bitcoin como la de Ethereum. Sobre ello, la Universidad de Nicosia, en Chipre, una de las pioneras que comenzó a emitir titulaciones digitales en 2014, usa el protocolo y la cadena de bloques de Bitcoin.

En esta red la información es identificada por hashes, direcciones basadas en combinaciones alfanuméricas generadas por un algoritmo criptográfico para autenticar cada bloque de información, en este caso, los certificados. Este sistema también comenzó a ser usado en 2015 por la Escuela Holberton en Estados Unidos.

El uso de la red de Ethereum para este mismo fin comenzó a explorarse en 2016, aunque su avance se vio brevemente afectado por la bifurcación fuerte del protocolo ocurrida ese año. Pero el crecimiento posterior de la red la hizo fuerte candidata para la emisión de certificaciones digitales, partiendo del desarrollo de los contratos inteligentes, donde se pueden emitir, almacenar y verificar los certificados digitales.

La popularidad de Blockcerts

Entre los sistemas más utilizados por los centros académicos para elaborar certificados digitales se encuentra Blockcerts (Blockchain Certificates) , un conjunto de herramientas de código abierto que cualquier desarrollador o institución puede usar para emitir y verificar las credenciales educativas.

La investigación sobre este sistema se inició en 2015 en el Media Lab del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), junto a la compañía de software Learning Machine. Las pruebas piloto, basadas en la red de Bitcoin comenzaron a realizarse en 2017, entregando más de 100 diplomas a estudiantes de postgrado. Posteriormente los desarrolladores proporcionaron una serie de patrones comunes a fin de que las credenciales puedan ser emitidas y verificadas en cualquier red y en diferentes dominios de mercado, dando paso a su implementación en la red de Ethereum.

La aplicación provee al estudiante de una cartera digital gratuita, disponible para iOS y Android, que funciona como un archivo privado de certificaciones.  No se necesita crear ninguna cuenta asociada a una institución o a una empresa de software para su uso. Pero, si la institución que emite el título así lo requiere, puede incrementar la seguridad exigiendo que quien reciba el blockcert se identifique con una cuenta personal de la institución. El código de la cartera es abierto, de forma que cualquiera puede inspeccionarlo y usarlo para construir su propia cartera compatible a su sistema.

Nuevos desarrollos

Blockcerts se ha convertido en uno de los sistemas favoritos y es el más utilizado por las instituciones educativas que entregan certificaciones digitales. Pero debido a la expansión del ecosistema, en los últimos años han surgido nuevas redes que sirven de base para la emisión de sus titulaciones.  Entre ellos está el sistema Certiblock, desarrollado por la Universidad Internacional de La Rioja, en España.

La propuesta fue desarrollada por docentes y estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología y plantea que los certificados se almacenen en un contrato inteligente de Ethereum, en el que la entidad responsable crea un ID para el alumno, facilitando a los terceros la labor de comprobación de la veracidad del título. Para ello, los egresados deberán registrarse y crear una identificación única que le permitirá el acceso al contrato.

Por su parte la startup española SmartDegrees implementó en julio pasado un nuevo sistema, en fase piloto, con el objetivo de ofrecer servicios de registro y certificación de títulos en blockchain para la Universidad Carlos III de MadridSmartDegrees utiliza Quorum, basado en la red de Ethereum, a través de la cual los egresados y sus probables empleadores disponen de una aplicación que permite compartir y certificar datos vinculados a la titulación.

Paralelamente, el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), también en España, utiliza desde este año los servicios de Nodalblock, una firma de certificación de información, para la emisión de certificaciones digitales en la blockchain de Ethereum.

Otras instituciones, como el Tecnológico de Monterrey, aprovechan el sistema de insignias digitales que provee Acclaim, de Credly, facilitando que muchas universidades y empresas -entre ellas IBM- puedan implementarlo en sus plataformas y se apropien del sistema para otorgar no solo diplomas y acreditaciones formales, sino insignias o reconocimientos que validen a nivel curricular las competencias y habilidades de las personas.

Iniciativas diversas en educación

Los desarrollos sobre las certificaciones académicas digitales siguen en auge, y cada día surgen más sistemas basados en protocolos de criptoactivos que ofrecen esta posibilidad. También hay  iniciativas que apuntan a crear credenciales en la cadena de bloques con todos los registros educativos de los estudiantes archivados en una  red descentralizada. Sony e IBM se asociaron para desarrollar una plataforma de registros educativos que permitirá compartir los registros de los estudiantes, incluyendo actividades que van más allá de las certificaciones, tales como registros de asistencia y referencias de la institución.

En este sentido, la Universidad de Texas (TEx) lleva adelante un programa para el “Desarrollo de una mejor experiencia educativa” con ChainScript. El objetivo es crear una cartera inmutable para cada estudiante que incluirá créditos, competencias, microcertificados, títulos y otros registros de logros.

De esta manera, los cambios que esta tecnología están generando en el sector siguen en marcha, pues también aumenta el número de universidades e instituciones que ofrecen cursos y cátedras sobre criptomonedas y tecnología de criptoactivos. Muchas de ellas ya aceptan el pago de la matrícula con criptomonedas.

Coinbase is on a Pre IPO Firing Spre

(Artículo publicado por Michael K. Spencer con el mismo título en Medium)

Coinbase is one of the most recognizable crypto brands with a popular app. It will likely be acquired by Facebook in 2022. To get to that point though Coinbase will go IPO first. Meanwhile, it’s optimizing its work-force after convincing the world it’s worth $8 billion, somehow.

Insiders otherwise known as unidentified sources as of Friday, Oct. 26 are saying at least 15 people will be losing their jobs. With the likes of Binance, Robinhood, Fidelity and Bakkt rising Coinbase will be in tough to keep growing at the same pace.

“People here are pretty upset about it, and so far senior leadership is handling communications poorly,” one source told Yahoo.
Let’s not forget the context here. Coinbase was brutally stretched to capacity by market demand and even faced considerable backlash after that breakthrough influx of users in the area of customer success.

A host of technical and customer support problems ensured forcing them to hire aggressively. As a result, executives pledged to significantly expand the number of staff available to service customer complaints. The firing spree shows maybe some of the demand has run dry.

Coinbase has or had around 500 employees as of September, half of whom had begun in 2018. Impressive or a case of growing too fast? Coinbase wants to go IPO and that means a Coinbase exit could be on the horizon sooner than later.

There won’t be that many big winners in the big push of digital assets. Bitmain is one. Binance is another. Coinbase could be one of them, but the payout to sell to someone like Facebook will be too lucrative for its executives to resist. These aren’t people like Binance who have a long-term vision to truly own the space for decades or pioneer things like global DEX.

Coinbase is gambling with time, Bitcoin hype and Silicon valley games of timing. Coinbase has now reached 25 million users, with 600,000 actively trading on the platform. Those aren’t number that would make you assume it could be worth $8 billion. Functionally Coinbase is the poor Millennial’s channel to investing in crypto.

The problem is Coinbase isn’t as Millennial centric as Robinhood. Coinbase had $90 million in revenue last quarter, with expectations to earn $450 million in the last quarter of 2018, but companies like Facebook are watching. Facebook has a history of not of innovating, but instead, of acquiring popular apps with potential.

Coinbase is cutting some of its workforce. There’s little indication they are doing it in the right way, due to the employee backlash. Just another Silicon Valley company trying disband its remote team of customer support service, towards centralization. Most blockchain companies do not care about decentralization. In the race to monetize digital assets, supporting decentralization of work and services is not necessarily a priority. LinkedIn lists over 770 employees at Coinbase, while officially its closer to 550.

As Coinbase has most probably already decided to go the route of an IPO, it’s taking a more traditional approach to crypto. The Coinbase transaction fee to purchase USDC is 3.99%, with a minimum transaction fee of $0.99. That’s not exactly the kind of app anyone would recommend to their friends.

Load More Posts