(Extracto de artículo publicado por Zheping Huang con el mismo título en South China Morning Post)

Los tribunales han dependido tradicionalmente de notarios terceros para autenticar la evidencia. China ha establecido que los registros de blockchain sean admitidos en los tribunales a medida que las autoridades intensifican las medidas para manejar las disputas legales relacionadas con Internet.

El Tribunal Popular Supremo del país emitió normas que aclaran los procedimientos de litigio para que los tribunales recién formados se especialicen en casos relacionados con Internet. Los llamados tribunales de Internet reconocerán los datos digitales como pruebas, si se verifican mediante métodos que incluyen firmas digitales, marcas de tiempo y blockchain. Las nuevas reglas han entrado en efecto de inmediato.

China estableció su primer tribunal de Internet en el centro de comercio electrónico de Hangzhou en agosto de 2017, que hasta el momento ha manejado más de 10.000 disputas relacionadas con Internet, desde préstamos hasta difamación y nombres de dominio. Aunque los tribunales tradicionalmente dependen de organizaciones de notarios para autenticar pruebas, blockchain como un nuevo método de verificación de pruebas es «seguro, eficiente, conveniente y de bajo costo», según Zhang Yanlai, abogado de patentes de Zhejiang Kending Law Office, con sede en Hangzhou. China no es el primero en aceptar registros de blockchain como evidencia legal. En 2016, el estado estadounidense de Vermont aprobó una ley para dar la bienvenida al uso de los datos de blockchain en el tribunal.

China ha estado impulsando la adopción de blockchain. La tecnología recibió una mención en 2016 en el último plan quinquenal del país, y los gobiernos locales de las principales ciudades como Shanghai, Guangzhou y Hangzhou han emitido políticas para alentar el desarrollo de blockchain. Eso es a pesar de las medidas enérgicas del país sobre el comercio de criptomonedas en medio de preocupaciones por la inestabilidad financiera.

China abrió su segunda corte de Internet en Beijing y planea abrir una tercera en la sureña ciudad de Guangzhou en breve. Los procedimientos de cada caso manejado por estos tribunales, desde la presentación de la demanda hasta el anuncio del veredicto, estarán disponibles en línea. Los litigantes deben asistir a las audiencias a través de la transmisión de videos en línea.

El tribunal de Internet de Beijing dio una primera mirada a cómo funciona su sistema. Todos los abogados con sede en Beijing pueden ingresar al área de trabajo de la corte escaneándose la cara. Los litigantes pueden responder un par de preguntas en una máquina, que automáticamente presentará una queja legal por ellas. Durante las audiencias, un sistema de reconocimiento de voz reemplazará a los empleados humanos para mantener registros judiciales.