(Artículo publicado por Michael K. Spencer con el mismo título en UtopiaPress)

Sabemos desde hace bastante tiempo que el banco central de China tiene una comprensión más sofisticada de cómo aprovechar blockchain centralizado que muchos otros países. De hecho, su prohibición general de las criptomonedas ha sido un tanto estratégica, incluso cuando compañías como Bitmain se han convertido en una de las mayores compañías de criptografía del mundo.

El Instituto de Investigación de Monedas Digitales del Banco Popular de China (PBOC) está buscando talento centrado en áreas que van desde las finanzas a la criptografía, lo que apunta a la aceleración de sus planes para aprovechar la ola de criptografía de una manera que está a favor y en control total de su banco central. En China, las compañías tecnológicas y el propio blockchain están más conformados por la voluntad del Gobierno que en cualquier otro país.

Según las vacantes observadas en la lista de contratación anual del Banco Popular de China para 2019, China necesita tomar en serio cómo atraer talento de ingeniería de blockchain. Éste, como gran parte de la clase media alta de China, está tratando de emigrar de China y su precaria incertidumbre económica.

El Think Tank en China, que está detrás del plan del banco central para integrar el Yuan chino con blockchain, ha estado en proceso durante años. En 2014, el PBOC comenzó estas iniciativas formando un grupo de investigación y el año pasado lanzó oficialmente el Instituto de Investigación de Monedas Digitales, encabezado por Yao Qian, un alto funcionario del departamento de tecnología del banco. Ahora, a fines de 2018, parece que están incrementando su equipo para construirlo.

Gobiernos y bancos de todo el mundo han manifestado públicamente su oposición a las criptomonedas como bitcoin. Sin embargo, dicho esto, sabemos que en 2020 podremos ver a los bancos centrales tomar sus monedas fiduciarias en blockchain, reescribiendo cómo se convierten los activos digitales convencionales. Se cree que China está entre los primeros países que técnicamente pueden implementar esto.

Según CryptoSlate, el jefe de PBOC, Zhou Xiaochaun, declaró en marzo de 2018 que una moneda digital ideal garantizaría que se cumplan todas las políticas de estabilidad monetaria y financiera al tiempo que protege a los consumidores de los matices del fraude. Es algo evidente que una moneda virtual soberana sería más barata de manejar y más fácil de rastrear, un BitYuan.

El auge de Bitmain demuestra la atracción hacia la criptomoneda por parte de los ciudadanos chinos. China ha invertido con más éxito en blockchain que en Estados Unidos y en el 2020 veremos cuán profundo será el impacto que esto tendrá en el futuro de las finanzas, FinTech, criptomonedas y blockchain.

Mientras que las acciones chinas se han desplomado en 2018, exasperadas por la guerra comercial, las amenazas arancelarias y la propaganda de Estados Unidos, existen múltiples indicios de que China ha avanzado en la carrera hacia la supremacía tecnológica, las empresas emergentes y la innovación en comparación con Estados Unidos, con compañías que crecen más rápido y donde los consumidores con móviles tienen más opciones y más experiencias de usuarios conectados.

China podría vencer a América en blockchain

Es algo inevitable que China derrote a Estados Unidos para el dinero digital fiduciario. El hecho de que su banco central esté trabajando en ello de manera tan diligente y la contratación de talentos muestran una trayectoria que es muy diferente de la de los Estados Unidos, donde Silicon Valley ha tardado en incorporar proyectos públicos de blockchain y la SEC también ha tardado en regular el espacio.

China prohibió los ICO en septiembre de 2017 y solo más tarde las plataformas de publicidad estadounidenses prohibieron sus anuncios. Sin embargo, sabemos que China tiene muchas startups de blockchain y proyectos prometedores ubicados en lugares como Singapur que tienen conexiones con el gobierno chino.

Un Yuan digital fiduciario es una forma intrigante de que China pueda liderar el mundo en la década de 2020 y merece ser observada desde la comunidad de la criptomoneda, mientras los bancos centrales de todo el mundo estudian cómo implementar blockchains centralizados para aumentar y salvaguardar el futuro de las transacciones, el dinero y los activos digitales. The South China Morning Post (SCMP) cubre activamente esta historia.