(Artículo publicado por Yogita Khatri con el mismo título en CoinDesk)

Ohio se ha convertido en el primer estado de Estados Unidos en permitir que se paguen impuestos en bitcoin. Las compañías en el estado podrán pagar una variedad de impuestos, desde el impuesto a la venta de tabaco, hasta el impuesto a la retención de empleados y el impuesto a los servicios públicos con la criptomoneda.

El proceso de incluye tres pasos: Primero, las empresas deberán registrarse en la Oficina del Tesorero de Ohio a través de un portal llamado OhioCrypto.com. Luego, deben ingresar los detalles de los impuestos, como el monto del pago y el período fiscal y, finalmente, el monto adeudado se paga en bitcoin utilizando una cripto wallet “compatible”, según el portal.

Las wallet compatibles incluyen Bitcoin Core, Mycelium y breadwallet, y otras que son compatibles con el protocolo de pago de bitcoin. Todos los pagos de impuestos serán procesados ​​por el procesador de pagos de bitcoin con sede en Atlanta BitPay, que convertirá bitcoin a dólares para la Oficina del Tesorero. Si bien, por ahora, la instalación está disponible solo para negocios, se espera que esté disponible para individuos en el futuro.

Los legisladores de otros estados de Estados Unidos también han considerado permitir pagos de impuestos en criptomoneda en el pasado. En marzo, Illinois y Arizona estaban sopesando propuestas para permitir a los residentes pagar sus cuentas de impuestos en bitcoin. Georgia también estaba considerando la opción en febrero. Sin embargo, los legisladores de Arizona desecharon el plan dos meses después, debido a los votos insuficientes para la propuesta. Del mismo modo, la propuesta de Georgia también se estancó en abril, debido a una “falta de comprensión” sobre la criptomoneda, dijo el senador Mike Williams en ese momento.

Ohio también ha estado trabajando para poner en práctica otros aspectos de la tecnología blockchain. Durante el verano, el estado reconoció legalmente los datos almacenados y procesados ​​en blockchain, lo que significa que las firmas electrónicas aseguradas a través de la tecnología blockchain tienen la misma posición legal que cualquier otra firma electrónica. En el mismo mes, los legisladores de Ohio también presentaron a su estado como un futuro hub de blockchain, con la esperanza de atraer compañías en el espacio y talentos de blockchain a la jurisdicción.